Libro que describe un México remoto de gran riqueza natural e historia.
ISBN: 978-970-764-960-6

Introducción



Con una superficie de 478 kilómetros cuadrados, la turística Cozumel es la isla marina mexicana con mayor densidad de población y también la más representativa. No obstante, el país posee cientos de islas dispersas en el Caribe, Golfo de México, Océano Pacífico y Mar de Cortés. Es precisamente en este último lugar donde se concentra la mayoría, y ahí mismo, frente a la costa de Sonora, se encuentra Isla Tiburón, que con 1200 kilómetros cuadrados de extensión es la más grande de México.

            Quizá por su situación geográfica o por su escasa importancia económica, algunas islas mexicanas han permanecido olvidadas; ese descuido histórico ha motivado innumerables incidentes transgresores de la soberanía nacional. Al respecto cabe recordar que luego de perder la guerra contra Estados Unidos (1848), México tuvo que firmar los tristemente célebres Tratados de Guadalupe Hidalgo, documentos que obligaron al país a ceder más de la mitad de su territorio, incluidas varias islas frente al litoral de Texas. Poco después, nuestro siempre oportunista vecino se apropió ilegalmente del Archipiélago del Norte, ocho islas ubicadas frente a la Alta California, las cuales nunca se negociaron en el tratado antes mencionado. Más recientemente, tras un injusto y parcial arbitraje, Francia también se apoderó del único atolón mexicano en el Pacífico, y en la actualidad un pequeño archipiélago frente a las playas del municipio de Tijuana está en riesgo de perderse.

            El territorio insular del país representa una enorme zona marítima exclusiva, aproximadamente un millón de kilómetros cuadrados; es decir, una tercera parte del total nacional. Sin embargo, esos mares ricos en recursos naturales han sido y siguen siendo depredados por extraños que furtivamente se aprovechan de una aún limitada vigilancia.

            En el ámbito global y desde el punto de vista ecológico, las islas tienen gran importancia; basta mencionar que el 15 por ciento de las plantas y animales del mundo son originarios de esas pequeñas porciones de tierra, que en conjunto sólo representan el 5 por ciento de la superficie del planeta. Por desgracia los ecosistemas isleños son muy delicados y vulnerables a la intromisión humana; de hecho, del total de extinciones registradas desde el siglo XVII, el 75 por ciento corresponde a especies insulares.

            Este libro relata experiencias vividas por el autor durante expediciones científicas y de aventura, en especial una que recorrió el Pacífico exterior mexicano. A continuación el autor narrará la historia de islas lejanas y describirá su destacada riqueza natural. Asimismo expondrá las amenazas que enfrentan y tratará de aportar ideas para conservarlas. 

            Otro de los objetivos de este trabajo es recordarle a los mexicanos que más allá del continente hay pequeños territorios rodeados de vastas extensiones oceánicas, que en conjunto son parte integral de la nación. Filones de patria donde héroes olvidados por la historia ofrecieron su vida para salvaguar la soberanía nacional.

            Así entonces, sean bienvenidos a bordo y disfruten esta expedición que redescubre el México de Ultramar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario