Libro que describe un México remoto de gran riqueza natural e historia.
ISBN: 978-970-764-960-6

Día 25, sábado 7-05. Ensenada



Foto: Beau Hudspeth

Al día siguiente, muy temprano, desembarcamos en Ensenada y si bien sólo estuvimos allí unas horas, sería injusto no dedicarle unas líneas al puerto más importante de Baja California, “La Bella Cenicienta del Pacífico“.

            La ciudad de Ensenada es la capital del municipio que lleva el mismo nombre; por cierto, el más grande de la república. Los primeros asentamientos humanos en la zona se remontan varios siglos atrás de la llegada de los españoles, eran etnias del grupo yumano.

            En 1542, poco antes de descubrir el archipiélago de Coronado, Juan Rodríguez Cabrillo encontró una isla dividida por un canal estrecho y tras ella, una bahía de aguas calmas a la que nombró San Mateo. Sin embargo, en 1602, Sebastián Vizcaíno la rebautizó como Bahía Ensenada de Todos Santos, derivándose de ahí el actual nombre de la ciudad y la isla frente a esta.

            Ensenada es un puerto pesquero y también un destino turístico de aventura, entre otras cosas famoso por su exquisita gastronomía de mariscos y la magnífica calidad de los vinos que se producen en el cercano Valle de Guadalupe.

No hay comentarios:

Publicar un comentario